lunes, febrero 15, 2010

bus

1.
Esperas el bus y no sabes.
Está tarde, te dices. El individuo a tu derecha te responde, en tu idioma, lo está, lo está. Sonríes y cortas la conversación. Algo cómodo en la soledad del peatón.
Llega la muchacha en el gorro y se para a tu izquierda. La brisa se intensifica, el bus no llega. It’s cold, te dice ella. Le respondes: it is, it is.
¿Sabes cuándo llega el bus? Pregunta, en inglés.
Le dices que, en teoría, hace diez minutos.
2.
Al rato, luego de la conversación de diez minutos, llegas al café y te compras una taza, caliente. Te sientas frente a tu libreta y escribes hay algo en los nombres. Insistes, tiene que haber algo en los nombres.