martes, septiembre 27, 2016

fuga, una columna


La fuga del italiano Andrea Granchi.
El otro día una señora, popular rajatabla, me comentó que votaría por uno de los dos candidatos independientes a la gobernación. Tan pronto lo dijo, comencé a explicarle por qué pensaba que ese candidato era un muñeco de paja, pero, de repente, me detuve. ¿Había escuchado bien? La señora votaría por un candidato que no pertenecía al PPD.

Le volví a preguntar. Y resultó que sí, en algún momento entre agosto y septiembre, la doña decidió darle fin a una tradición que, en su familia, era ya más maña que discurso, más costumbre que ideología, un hábito que databa más de cincuenta años y se remontaba a alguna tarde en que Muñoz Marín entregó una parcela a un padre con un platanal de hijos.

No era que la persuadieron, ni que le llegaron las palabras del candidato. De hecho, era simplemente que “estaba harta”. No importaba que ganara su candidato, dijo, “como quiera no va a incumbir quién gobierne, por la Junta esa”. Así que, “que se chaven los de siempre”, remató.

Más o menos entre esos meses en los que decidió quebrar con la costumbre populete, estuve siguiendo por Facebook a unas cuantas personas que, ya fuera en el Campamento contra la Junta, en el piquete del 31 de agosto en Condado, u otras protestas, iban transformando la mera curiosidad, o la perreta virtual en acto, poco a poco articulando una nueva serie de prácticas, nuevas mañas para una nueva época.

No importaba que duraran lo que la marcha o la foto, o si marcaron el comienzo de una nueva rutina manifestante. Lo que sí importa es que, como en el caso de la señora, implicaron una interrupción a la monotonía, un corto circuito a la mala costumbre que muchos coincidimos no puede continuar y, por lo tanto, la apertura de una línea de fuga.

Es cierto que toda línea de fuga es ambivalente, potencia que tumba o se descarrila, pero aun así es fuga y eso, de por sí, es avance.

miércoles, septiembre 14, 2016

la llegada a la vejez es engañosa, decía ramos otero


La foto sale de acá.
La llegada de la vejez es engañosa. Yo esperaba que de momento tuviera unas respuestas acertadas sobre el destino, sin saber que la sabiduría es un proceso inútil de responsabilidades a los que se llega ingenuo porque nunca se tiene la misma edad dos veces y todas las edades nos sorprenden con su inconfundible ignorancia--decía Manuel Ramos Otero, en "Descuento".

viernes, septiembre 09, 2016

pequeñas pirámides de verdad, escribe sherwood anderson


Alone in his musty office in the Heffner Block above Paris Dry Goods Company's store, he worked ceaselessly, building up something that he himself destroyed. Little pyramids of truth he erected and after erecting knocked them down again [so] that he might have the truths to erect other pyramids--Paper Pills de Sherwood Anderson

sábado, agosto 27, 2016

que las palabras nombren nuevamente todo aquello que irradia porque escuece, dijo d. sada

Escúchame, alma mía, aunque sea al ce por be
Que las palabras nombren nuevamente
todo aquello que irradia porque escuece
Que atisben para siempre en lo inaudito
y a la postre lo absuelvan


Ya veremos qué pasa

--Daniel Sada, "Opúsculo número 30", El amor es cobrizo. 

miércoles, agosto 24, 2016

buscabuya, una columna

Compañero buscabuya, peleón sin razón, y pugilista feisbuquero, porfa, préstame un segundito de tu tiempo.

Te escribo tras harta consideración, después de decenas de ocasiones en el pasado mes en el que, sin aviso, me descubrí en conversaciones y debates con los tuyos y tú que terminaron por colmar el pequeño espacio en mi corazón que les guardo. En cada una de estas instancias, tras gastar los cartuchos informativos con los que defendieron agresivamente equis o ye argumento (desde la misoginia, la superioridad de la clase media, la acumulación del oro olímpico del estadounidense hasta el racismo, el éxito de Trump, y la corrupción política puertorriqueña) ustedes remataron la conversación apelando a la ciencia y atribuyéndole el comportamiento o la situación en cuestión a la naturaleza humana.

La próxima vez que te halles a punto de culminar un argumento apelando al comportamiento evolutivo de la actual rama del homo sapiens sapiens, no lo hagas. Es fácil. Hasta los científicos que estudian los principios de la especie suelen evitarlo. De hecho, en una revisión de los avances recientes en las teorías evolutivas, Berwick y Chomsky han insistido que gran parte del campo parte de la premisa que la biología en general, y la evolutiva en específico, tiene más en común con la casuística que con la física de Newton. Es decir, que construye sus reglas sobre el camino, a la vez que va tropezándose con casos concretos, por lo cual siempre debe permanecer humilde, contingente.

Si no puedes evitarlo, te ofrezco una técnica retórica: la próxima vez en la que te halles sin argumentos y no quieras aceptar tu desconocimiento, te pido que reemplaces el fragmento “es que es naturaleza humana” por uno más apto para tu situación: “me lo dijo un pajarito”. Quizás, así, puedes ver dónde le van los puntos a las íes.


En fin, compañero buscabuya, ya que te consideras una persona inteligente y racional, porfa, no seas bruto.

lunes, agosto 22, 2016

jueves, agosto 18, 2016

un cinismo generalizado, dice jameson

...I do think this is an age of generalized cynicism, in the sense that everybody knows what the score is. There is nothing surprising to anybody about this system, and in that sense, maybe cynicism is the best term for it.-- dice el viejo Fredric Jameson en la entrevista "Revisiting Postmodernism" (2016).

lunes, agosto 15, 2016

el nombre de la peste que avecina, dice un personaje de juan álvarez

En esta tierra lo único que cambia es el nombre de la peste que avecina, dice una personaje de  Juan Álvarez, en La ruidosa marcha de los mudos, tan apto para la Colombia decimonónica como para el Puerto Rico de siempre.